¿Cómo mejorar tu vida sexual en cada etapa de la vida?

Pide cita ahora

La salud sexual es una esfera importante en la vida de muchos hombres durante las distintas etapas de su vida, por lo tanto es importante cuidarla y prestarle la debida atención para que los encuentros sexuales sigan aportando placer y satisfacción. Por este motivo, en Boston Medical Group han preparado una serie de consejos adecuados a cada edad. De esta manera se suman a la iniciativa Movember que busca concienciar sobre los problemas de salud de los varones durante el mes de noviembre.

A los 20 años

En esta etapa lo importante es practicar sexo de forma segura. No hay que olvidar el uso de preservativos y hacerse pruebas de transmisión sexual de manera regular si se tiene una vida sexual muy activa. Uno de los problemas más frecuentes a esta edad es la eyaculación precoz. De hecho, según datos de Boston Medical Group, el 37% de los pacientes atendidos por este motivo en sus consultas tienen entre 16 y 35 años. Por esto, habrá que estar atentos y no dejarlo pasar para buscar la mejor solución que permita seguir disfrutando del sexo.

A los 30 años

A esta edad ya se debe prestar especial cuidado a la dieta y al estilo de vida. Será importante revisar de forma periódica los niveles de presión arterial y colesterol. Además, será importante reducir el consumo de alcohol y abandonar el del tabaco, pues también pueden dificultar las relaciones sexuales al producir problemas para alcanzar o mantener una erección. Así, según datos de Boston Medical Group, a partir de los 36 años, sube un 12% el número de pacientes atendidos por disfunción eréctil. Por ello, recomiendan estar atentos a las erecciones matutinas, que suelen ser las primeras en disminuir y pueden ser una señal de disfunción sexual.

A los 40 años

A esta edad ya se debe empezar a vigilar la calidad de las relaciones sexuales y los niveles de testosterona. El hombre empieza a hacerse mayor y a reducir su rendimiento físico y mental, lo que puede afectar a la libido y, por tanto, al sexo. En esta etapa es cuando empieza a aparecer la disfunción eréctil, por lo que se recomienda estar alerta si pasan seis meses sin que las erecciones permitan la penetración. Uno de cada cuatro hombres atendidos en Boston Medical Group por disfunción eréctil tiene entre 46 y 55 años.

aktiv urlaub leute

A los 50 años

A partir de los 50, la disfunción eréctil puede hacerse más severa, al igual que los problemas del deseo sexual, por lo que es importante no permitir que avancen y consultar con un experto en salud sexual masculina. También conviene prestar atención a los niveles de azúcar, colesterol, presión arterial alta, obesidad y los bajos niveles de testosterona, ya que éstos últimos son una característica principal de la llamada andropausia. Y es que el envejecimiento provoca una reducción en la producción de estas hormonas y cambios en la esfera sexual. Así, disminuye el tamaño del pene y las erecciones involuntarias de la noche y la mañana van desapareciendo. Por otro lado, la fuerza y el volumen de la eyaculación es reducida, lo que hace disminuir el placer y el sentido de la masculinidad. De hecho, muchos hombres no asumen estos cambios y no consultan con el especialista, lo cual es imprescindible porque pueden esconderse otras enfermedades detrás como la diabetes, la hipertensión o el síndrome metabólico.