Dejar de fumar ayuda a recuperar la erección

problemas de erección y el tabaco

Pide cita ahora

Fumar incrementa las posibilidades de sufrir Disfunción Eréctil (Problemas de Erección), ya que consumir una cajetilla de tabaco diaria aumenta en un 60% las posibilidades de padecerla, según datos de Boston Medical Group. De hecho, el 40% de los hombres que la padecen, fuma. La nicotina tiene un efecto nocivo a la hora de alcanzar una erección debido a su capacidad vasoconstrictora que altera la circulación de la sangre del pene. Con motivo del Día Mundial sin Tabaco que se celebra el próximo 31 de mayo, en Boston Medical Group queremos recordar la importancia de dejar de fumar para evitar los problemas que pueden llegar derivados del tabaco, tanto por las dificultades para lograr la erección como para mantenerla en el tiempo.

Una de las preguntas que se hacen los fumadores es si la disfunción eréctil es reversible. Es decir, si puede mejorar la erección abandonando el hábito de fumar. Hay estudios que responden de forma afirmativa aunque vinculan la recuperación con el tiempo durante el que se ha estado fumando. Por tanto, si el paciente ha fumado durante un periodo corto de tiempo tendrá más posibilidades de recuperar la función habitual de su pene que si lo ha hecho a lo largo de muchos años. Una revisión de 83 estudios publicada por Sexual Medicine Reviews ahonda sobre esta posibilidad además de insistir en la evidencia de que fumar cigarrillos es un factor de riesgo para sufrir Problemas de Erección.

El tabaco, además, perjudica otros aspectos de la salud sexual masculina, como la infertilidad, ya que provoca alteraciones en la fertilidad al deteriorar la producción de los espermatozoides, tanto en calidad como en cantidad, además de entorpecer su movilidad.

La Disfunción Eréctil (Problemas de Erección) se debe en el 90% de los casos a factores orgánicos o físicos. En la mayor parte de las ocasiones está relacionado con mala circulación sanguínea, llamada insuficiencia vascular. Es un trastorno que suele estar asociado con problemas de colesterol o triglicéridos elevados, obesidad, abuso de alcohol, tabaco y drogas, o cirugía de próstata.

Otros hábitos para evitar los Problemas de Erección

  • No abusar del alcohol. 6 de cada 10 hombres en estado de embriaguez tienen dificultades para mantener relaciones sexuales como consecuencia de la imposibilidad de lograr una erección.
  • Evitar el consumo de drogas. El 27% de los hombres adictos a la cocaína tienen complicaciones para conseguir una erección.
  • Seguir una dieta saludable. El exceso de peso y la obesidad se relacionan con desórdenes que desembocan en patologías relacionadas con la Disfunción Eréctil, como las cardiovasculares o la diabetes.
  • Practicar ejercicio físico. Se recomienda hacerlo durante 40 minutos tres o cuatro veces a la semana.
  • Mantener una vida sexual activa. Las relaciones sexuales frecuentes reducen las posibilidades de padecer Disfunción Eréctil, al activar la circulación sanguínea.

aktiv urlaub leute