Las ondas de choque permiten a los hombres con Disfunción Eréctil mantener relaciones sin medicación

ondas de choque

Pide cita ahora

Un 60% de los pacientes con Disfunción Eréctil (Problemas de Erección) tratados con ondas de choque pueden tener relaciones sexuales sin medicación, según un estudio realizado por Boston Medical Group con 350 pacientes que recibieron entre dos y tres ciclos de ondas. Gracias a este estudio, se pudo comprobar que esta terapia mejora las erecciones del 70% de los pacientes con Disfunción Eréctil de origen vascular.

Las ondas de choque, acústicas y de baja intensidad, se usan para corregir diversos problemas relacionados con la salud sexual masculina, como la Curvatura del Pene (enfermedad del Peyronie) o la Disfunción Eréctil. El tratamiento es indoloro (no requiere ni anestesia ni sedación), no es invasivo y no provoca efectos secundarios.

Esta terapia repercute de forma positiva en la salud sexual masculina porque provoca un efecto de neovascularización, es decir, se aceleran los procesos de autocuración del cuerpo, por lo que se regeneran los vasos sanguíneos que estén dañados y se mejora la circulación en la zona del pene. Se utiliza como complemento al tratamiento farmacológico para la DE y consigue mejorar la calidad de vida de los pacientes. Los pacientes candidatos a recibir este tratamiento son los que tienen Disfunción Eréctil de origen vascular, lo que sucede en el 90% de los casos, además de aquellos que no presenten una lesión maligna o benigna, y no hayan sido intervenidos por un cáncer.

El estudio también demuestra que cuantos más ciclos se realicen, mejores resultados se obtendrán. Actualmente, el tratamiento de ondas de choque consta de cinco sesiones (una cada semana) de 20 minutos, que son las que conforman un ciclo. El 85% de los pacientes que fueron tratados durante varios ciclos mejoraron, frente al 69% que solo realizó uno. Asimismo, el doctor José Benítez, director médico de Boston Medical Group en España, asegura que para que el tratamiento sea más efectivo, el paciente debe controlar otros factores que influyen de forma negativa en la salud cardiovascular como el sobrepeso, el alcohol, el tabaco o la hipertensión.

Para más información llama hoy al 900 866 465
¡Nuestros médicos te pueden ayudar!