Durante estas fechas y a pesar de todos los esfuerzos que hacemos por evitarlo, la Navidad se convierte en una época de excesos. Cenas de empresa, reencuentros, la celebración de Nochebuena y Nochevieja… Sin duda, nos encontramos en un momento en el que la comida hipercalórica y las bebidas alcohólicas son las protagonistas. Son muchos los problemas derivados de estos excesos, pero quizá hay uno que suele pasar inadvertido: el de cómo afectan a la calidad de las erecciones. Por ello, Boston Medical Group, alianza mundial de clínicas médicas especializadas en el tratamiento de disfunciones sexuales masculinas, ha lanzado una guía de consejos para que los hombres españoles puedan disfrutar al máximo de estas fechas sin que se vea resentida su salud sexual.

  • Alimentos que fortalecen la salud sexual: Que comemos más durante el periodo de navidades es algo obvio y prácticamente inevitable. Mientras que una comida en nuestro día a día suele rondar las 800 kcal., en el caso de una cena de Nochebuena o Nochevieja supera las 2.000. Sin embargo, existen una serie de alimentos que nos pueden ayudar a reducir las posibilidades de sufrir problemas de disfunción eréctil y a mejorar el riego sanguíneo. Por ejemplo, los pescados azules son ricos en ácido omega-3, que produce prostaglandinas, moléculas con acción vasodilatadora que previenen la formación de coágulos y trombos. Por ello, utilizar como plato principal salmón, atún o pez espada sería una buena opción. De igual forma, también son muy beneficiosos los alimentos con una alta concentración en nitrato, como el apio o las espinacas.
  • Bebidas alcohólicas, siempre con limitación: Según los datos de Boston Medical Group, en el 62% de los casos de hombres de entre 18 y 35 años que sufren disfunción eréctil, la causa es el abuso en el consumo de alcohol. Y es que según afirma José Benítez, Director Médico de Boston Medical Group “el alcohol produce en los varones una interrupción de la erección, independientemente de la dosis tomada, ya que inhibe el buen funcionamiento del sistema nervioso central y afecta al sistema vascular implicado en la erección. Por ello, Boston Medical Group recomienda, como máximo, ingerir entre 30 y 60 cm3 de alcohol, el equivalente a dos copas”.
  • 30 minutos de natación o de footing:  Además del resto de beneficios para la salud, los ejercicios aeróbicos ayudan también a combatir las disfunciones sexuales. La erección del órgano sexual masculino se logra a través de una respuesta vascular, de ahí que los deportes aeróbicos como la natación, el running o simplemente caminar son ejercicios más completos y específicos para el buen funcionamiento de nuestro sistema circulatorio que los anaeróbicos, como la gimnasia.
  • Cuidado con los excesos con el tabaco: La Navidad es una de las épocas más sociales, lo que puede conllevar un problema para los hombres fumadores. El tabaco es la segunda causa implicada en los trastornos de disfunción eréctil entre los varones menores de 35 años. Esto es debido a la progresiva obstrucción que provoca en las venas y las arterias. Además, en pacientes fumadores la circulación sanguínea se ve reducida en las arterias peneanas debido a sustancias como la nicotina y como consecuencia experimenta una menor respuesta a los estímulos que provocan la erección.
  • Practicar sexo, otra arma para prevenir la disfunción eréctil: Ahora que muchos de los hombres españoles tendrán días de vacaciones y más tiempo libre, es hora de prestarle más atención al sexo. “Los hombres que practican sexo 3 o más veces por semana son hasta 4 veces menos propensos a desarrollar una patología de disfunción eréctil”, afirma el Dr. Benitez. Todo ello sin olvidar que tener una vida sexual sana y plena conlleva muchos beneficios para el organismo, ya que acelera el ritmo cardiaco de una forma sana y mejora el estado general de las arterias.

Según el Doctor Benítez “en definitiva, la salud sexual es un reflejo de cómo se encuentra nuestro sistema vascular y, en general, nuestro organismo. Los excesos en Navidad son prácticamente inevitables, pero podemos adoptar unos hábitos de vida saludables, incluso en estas fechas, que eviten los factores de riesgo que predisponen a los hombres a padecer disfunción eréctil. Aún así, tenemos que resaltar la importancia de acudir cuanto antes al especialista, una vez se ha presentado el problema, para minimizar el impacto en nuestro organismo e iniciar un tratamiento adecuado lo antes posible facilitando así una recuperación más rápida y sencilla”.