Hombre - Boston Medical Group España

Eyaculación Precoz en España

De los hombres que deciden ponerse en manos de un especialista, los pacientes sin pareja estable consiguen mejorar más, que los hombres con pareja estable ¿Viven las mujeres con resignación este proceso?

Del 73% de pacientes que tuvieron mejoría o se curaron, el 18% tenía pareja, mientras un 82%, no tenía pareja.

La eyaculación precoz es la segunda disfunción sexual masculina más habitual, después de los problemas de erección. Uno de cada tres hombres padece algún grado de eyaculación precoz a lo largo de su vida y, sin embargo, sólo el 25% de los hombres que la padecen acude a un especialista, aun cuando esta es la única forma de tratar esta disfunción.

Contrariamente a lo que se cree, el 90% de las disfunciones sexuales tiene un origen biológico, y no psicológico. Pero las disfunciones sexuales se pueden solucionar con el tratamiento apropiado, prescrito por médicos especializados en el tema. Existen tratamientos simples, asequibles e indoloros, que son muy eficaces para aprender a controlar la eyaculación y mejorar así las relaciones sexuales.

Y es que, avisan los expertos, las disfunciones sexuales no se curan solas, ni con productos “milagro” de Internet o de la teletienda. Al contrario, si no se tratan adecuadamente, las consecuencias psicológicas de estos trastornos se agravan con el tiempo. Generan frustración, ansiedad, rechazo al sexo y problemas con la pareja. Incluso pueden derivar en depresión o suicidio, según alertan estudios recientes.

Boston Medical Group, alianza mundial de clínicas médicas dedicadas al tratamiento de las disfunciones sexuales masculinas, ha realizado un estudio acerca de los pacientes que padecen eyaculación precoz y su tratamiento. En el estudio participaron pacientes de las clínicas de Boston Medical Group que sufrían la llamada eyaculación prematura; el 60% contaba con pareja estable y el 77% era mayor de 30 años. Según conclusiones del estudio, un 73% de los pacientes notaron mejoría o se curaron.
Del estudio de Boston Medical Group también se desprende un dato que llama la atención, como que los pacientes sin pareja son más propensos a mejorar y que existe una relación causa-efecto entre la edad y el número de minutos que se retarda la eyaculación; siendo de diez minutos en el 48% de los varones de más de 30 años y el 64% en los de menos de 30 años.

Del 73% de pacientes que tuvieron mejoría o se curaron, el 18% tenía pareja, mientras un 82%, no tenía pareja. “Estos datos revelan que los hombres con pareja suelen preocuparse menos que los hombres sin pareja en mejorar su desempeño y la duración y calidad de sus relaciones sexuales” explica José Benitez, director médico de Boston Medical Group. “La tranquilidad de tener una pareja, hace que mejorar su desempeño, aunque importante para ellos, no lo es tanto como para aquellos hombres que no tienen pareja estable”.

Junto con el tratamiento de Boston Medical Group con el medicamento llamado Cloripramina se combinan unos ejercicios en solitario y en pareja que ayudan a corregir esta disfunción. Los ejercicios son técnicas muy sencillas que sirven para que aprendas a conocer mejor el propio cuerpo. Los medicamentos son fármacos prescritos por el médico, que ayudan a controlar los niveles de excitación y a prevenir la eyaculación descontrolada.

Hoy en día, a los hombres todavía les cuesta reconocer el alcance de su problema y no acuden al especialista hasta que pasa bastante tiempo. Es importante pedir consejo ya que, cuanto antes se trate el problema, más rápida y con mejores resultados será la recuperación.” explica José Benítez, el director médico de Boston Medical Group.
Por su tamaño y cobertura geográfica, Boston Medical Group es el grupo médico internacional más grande especializado en el tratamiento de las disfunciones sexuales masculinas.