Solucionar la Eyaculación Precoz

Y en la mayoría de los casos, originado por problemas orgánicos.

Una inflamación o infección en la próstata o la uretra o un funcionamiento anómalo de la secreción de serotonina son algunas de las causas de la eyaculación precoz.

Considerar que la eyaculación precoz es siempre un problema psicológico es uno de los grandes mitos de una afección que sufren uno de cada tres hombres a lo largo de su vida. Solo un 25% de ellos acuden al especialista en busca de ayuda para resolverlo.

Al contrario de la creencia habitual, la eyaculación puede estar causada por diferentes afecciones físicas, que pueden tratarse y solventar este problema. Las inflamaciones o infecciones en la próstata o la uretra, niveles anormales de las sustancias químicas cerebrales conocidas como neurotransmisores o un funcionamiento anormal en la actividad refleja del sistema eyaculatorio.

La reacción más habitual de los hombres que sufren eyaculación precoz es negarlo, y confiar en que se resolverá por si solo con el tiempo, ignorando que este tipo de trastornos pueden ser la punta del iceberg de otras dolencias. Para José Benitez, director médico de Boston Medical Group, “la eyaculación precoz no se cura sola ni con productos milagro, al contrario, si no se trata correctamente, además de los problemas físicos que la causan, las consecuencias a nivel psicológico se agravan con el tiempo, y generan, frustración, ansiedad, rechazo sexual, depresión y problemas con la pareja”.

Los hombres españoles no acuden al médico cuando se trata de problemas sexuales ya sea por pudor o por no saber que este tipo de dolencias se pueden solucionar. Contrariamente a lo que se cree, el 90% de las disfunciones sexuales tiene un origen biológico, y no psicológico, aunque normalmente como consecuencia pueden aparecer depresiones. Pero las disfunciones sexuales se pueden solucionar con el tratamiento apropiado, prescrito por médicos especializados en el tema. Existen tratamientos simples, asequibles e indoloros, que son muy eficaces para aprender a controlar la eyaculación y mejorar así las relaciones sexuales.

Hoy en día, a los hombres todavía les cuesta reconocer el alcance de su problema y no acuden al especialista hasta que pasa bastante tiempo. Es importante pedir consejo ya que, cuanto antes se trate el problema, más rápida y con mejores resultados será la recuperación.” explica José Benítez. “Además, la colaboración y comprensión de sus parejas siempre juega un papel importante tanto para el diagnóstico como para seguir el tratamiento”.