Información Sobre la Disfunción Eréctil (Problemas de Erección)

Disfunción Eréctil Boston Medical Group España

DISFUNCIÓN ERÉCTIL QUÉ ES Y CÓMO TRATARLA

Muchos hombres tienen dificultades para conseguir y mantener una buena erección. Este documento explica en qué consiste la disfunción eréctil, sus causas y los tratamientos existentes. En la mayoría de los casos, se puede recuperar una vida sexual satisfactoria.

¿CÓMO SÉ SI PADEZCO DISFUNCIÓN ERÉCTIL?

Se considera que existe una disfunción eréctil cuando se da cualquiera de estos síntomas:

• Tener problemas de erección en al menos uno de cada 4 intentos de relación sexual.
• Observar dificultades en lograr o mantener la erección en un periodo superior a un mes.
• Tardar más tiempo de lo normal (15 minutos) en obtener una erección.
• Perder la erección al colocarse en determinadas posiciones.
• Las erecciones matutinas se vuelven menos frecuentes y rígidas.
• Alcanzar el clímax (eyacular) con una erección parcial.

 

Pide cita ahora

Causas físicas de la disfunción eréctil

La mayoría de los trastornos de disfunción eréctil son provocados por problemas vasculares, es decir, relacionados con la circulación de la sangre en las venas y las arterias. El pene requiere una irrigación muy intensa para conseguir una erección; incluso una leve disminución del flujo sanguíneo puede causar problemas de erección.

La reducción del flujo sanguíneo puede estar provocada por factores como:

• Diabetes
• Hipertensión
• Problemas prostáticos
• Colesterol alto
• Tabaquismo
• Ingesta excesiva de alcohol
• Arteriosclerosis (engrosamiento y/o endurecimiento de las arterias).
• Daños en los nervios
• Mala circulación sanguínea en general
• Ingesta de determinados medicamentos

Existen otras causas físicas, menos comunes, que también provocan disfunción eréctil:

• Deficiencias hormonales, atrofia muscular, dolencias de hígado o tiroides.
• Problemas neurológicos, como la esclerosis múltiple, el derrame cerebral o Parkinson.
• Accidentes con traumatismo en la zona
pélvica o en las arterias.
• Algunos tipos de cirugías o radioterapia.

Médico problemas de erección Boston Medical Group España

¿CÓMO SE PUEDE TRATAR LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL?

Existen tratamientos contra los diferentes tipos de disfunción eréctil, que consiguen resolver el problema o al menos permiten mantener relaciones sexuales satisfactorias. El tipo de tratamiento depende de la causa (psicológica o física) y del nivel de la disfunción (total o parcial), así como del historial médico general del paciente.

¿QUÉ TRATAMIENTOS EXISTEN?

Existen muchas herramientas para tratar la disfunción eréctil. La elección del tratamiento dependerá de la causa del trastorno y del estado de salud de cada paciente.

Los tratamientos existentes son:
• Terapia de Ondas de Choque
• Vasodilatadores locales intracavernosos.
• Inhibidores de la 5 fosfodiesterasa: Viagra® (Sildenafil), Cialis® (Tadalafil), Levitra® (Vardenafil) o Spedra® (Avanafil).
• Terapia sexual psicológica solo o en pareja.
• Reposición hormonal: Tratamientos con hormonas para recuperar los niveles normales de testosterona.
• Dispositivos de vacio.
• Prótesis del pene.

• Terapia de Ondas de Choque: Tratamiento innovador basado en la aplicación de ondas de choque de baja intensidad que generan vasos sanguíneos en la zona del pene atreves de un proceso denominado angiogénesis.

Vasodilatadores locales intracavernosos:

Es un tratamiento muy seguro y eficaz contra la disfunción eréctil, tanto física como psicológica.

Consiste en aplicar una pequeña cantidad de diversos medicamentos vasodilatadores combinados, directamente en los cuerpos cavernosos del pene de forma cómoda e indolora.

Inhibidores de la fosfodiesterasa:

Los medicamentos más conocidos son Viagra® (Sildenafil), Cialis® (Tadalafilo) y Levitra® (Vardenafil) . Estos medicamentos se administran por vía oral y actúan de manera sistémica (afectan a todo el organismo), requiriendo de excitación para facilitar la erección.

Estos medicamentos tienen una efectividad del 70 – 85% en pacientes sin enfermedades asociadas, en personas con enfermedades tales como la diabetes sólo produce efectos satisfactorios en el 50% de los pacientes.

Estos medicamentos deben ser usados con precaución en pacientes con enfermedades cardíacas, están contraindicados en pacientes que consumen nitratos y pueden perder o retrasar su efecto al combinarse con comidas ricas en grasa y/o alcohol.

Terapia sexual:

La terapia sexual se utiliza para el tratamiento de la disfunción eréctil de tipo psicológico. Consiste en diversas sesiones para identificar las causas psicológicas que están asociadas a los problemas de erección. Este enfoque se puede hacer de manera individual o en pareja.

El tratamiento normalmente requiere apoyo farmacológico, independientemente que su causa sea física, psicológica o mixta.

Reposición hormonal:

En algunos casos, la disfunción eréctil está provocada por un nivel bajo de testosterona en el organismo. En estas situaciones, los pacientes logran erecciones incompletas y se ve muy comprometido la presencia del deseo sexual.

La aplicación de hormonas puede resolver este problema, pero sólo en casos muy concretos. Los pacientes con trastornos vasculares o de otro tipo no lograrán mejoras con este tratamiento. Además, la administración de hormonas debe hacerse bajo estricto control médico.