Los hombres atendidos por problemas de erección aumentan un 46% tras las vacaciones

  • El mayor tiempo para el sexo durante el periodo estival propicia el descubrimiento de dificultades durante las relaciones sexuales
  • Los expertos en salud sexual masculina recomiendan consultar ante cualquier cambio producido en la erección puesto que puede esconder otros problemas de salud más graves

 Madrid, 29 de agosto de 2017. Los hombres atendidos por problemas de erección aumentan un 46% tras las vacaciones, según datos recopilados por Boston Medical Group España. Uno de los principales motivos de este aumento es el mayor número de relaciones sexuales que se mantienen durante el verano y que propician la manifestación de patologías como la disfunción eréctil o la eyaculación precoz. “En el período vacacional tenemos más tiempo para la pareja y, por tanto, para el sexo, por lo que los hombres practican más y se dan cuenta de que no pueden mantener relaciones como antes”, indica el doctor José Benítez, director médico de Boston Medical Group en España. Los expertos en salud sexual masculina recomiendan estar muy atentos a las señales que puedan surgir durante este tiempo y consultarlas cuanto antes, pues puede ser un signo de otro tipo de enfermedades que requieran tratamiento, como enfermedades cardiovasculares, hipertensión, diabetes y afecciones del sistema circulatorio en general.

Durante las vacaciones de verano “hay más relaciones sexuales, tanto en parejas consolidadas como ocasionales, al haber más tiempo de ocio y de contacto social”, indica el doctor Benítez. Un estudio publicado en Central European Journal of Urology apunta además que los niveles de testosterona son mayores durante los meses calurosos. También influye el hecho de que el organismo “entra en un estado de relajación, pues no hay estrés, ansiedad, tensión y preocupaciones, lo que favorece el aumento del deseo sexual y facilita la erección”, subraya. De hecho, otro trabajo anterior publicado en The Journal of Sexual Medicine, señalaba el estrés profesional como la causa más frecuente de falta de interés sexual.

Este aumento de las relaciones sexuales que se produce durante las vacaciones de verano, “refuerza la pareja y, además, puede servir para detectar dificultades para alcanzar o mantener una erección, lo que explica que tras las vacaciones se incrementen tanto los pacientes atendidos por disfunción eréctil o eyaculación precoz”, afirma el doctor Benítez. Por otro lado, la vuelta de las vacaciones, “resulta ser una época perfecta para la propuesta de nuevos retos y, entre ellos, suele encontrarse el reactivar la vida sexual y, por lo tanto, se decide prestar atención a los problemas que puedan impedirlo”, añade.

En la aparición de estos problemas, “también influye el mayor consumo de alcohol y tabaco en vacaciones y el descontrol que existe sobre la dieta, pues se consumen comidas más grasas y copiosas, menos sanas, que contribuyen a un aumento de peso”, afirma el doctor Benítez. De hecho, según un estudio reciente más de la mitad de los españoles cambia su alimentación en verano y uno de cada cuatro engorda más de cinco kilos. Este especialista recuerda que una alimentación “saludable es básica para favorecer una correcta circulación sanguínea y, por tanto, una erección de calidad”.

Cómo reponerse de las vacaciones

Los expertos en salud sexual masculina de Boston Medical Group recuerdan que para ser considerados patologías determinados problemas sexuales como la disfunción eréctil y la eyaculación precoz, “es necesario que exista una constancia en la presencia de los síntomas aunque, lo que siempre recomendamos es que ante cualquier duda, lo mejor es consultar con un especialista que ofrecerá la mejor solución en cada caso”, explica el doctor Benítez. En el caso de la disfunción eréctil, por ejemplo, suele empezar a notarse cuando empiezan a disminuir las erecciones que se producen de forma espontánea en el amanecer. Así, es importante “prestarles atención puesto que en muchos casos suelen ser el primer síntoma de otras enfermedades que precisan ser diagnosticadas y tratadas, como la hipertensión o la diabetes”.

En la mayoría de los casos está indicado el tratamiento farmacológico, pero “también puede ayudar el tratamiento con ondas de choque que es eficaz, indoloro y sin efectos secundarios, y logra mejorar en la mayoría de los casos las erecciones”, afirma el doctor Benítez. Por otro lado, es fundamental, destaca, “volver a una dieta equilibrada con todos los nutrientes importantes de la alimentación, así como la práctica moderada y regular de ejercicio físico y una correcta hidratación, pues todos estos factores van a propiciar un correcto funcionamiento del riego sanguíneo y, por tanto, de la erección”. Además, será imprescindible evitar el consumo de tabaco y alcohol, “sobre todo si existen dificultades para mantener relaciones sexuales”, advierte. Así, una investigación reciente publicada en Sexual Health concluye que los hombres fumadores tienen una probabilidad significativamente mayor que los no fumadores de tener problemas para mantener una erección, tienen un menor interés en tener relaciones sexuales y sufren ansiedad en torno al rendimiento.

Pide cita ahora