ejercicios eyaculacion precoz

Ejercicios Kegel ¿qué son y para que sirven?

El yoga, y determinados ejercicios físicos están contemplados para alcanzar un desarrollo físico óptimo.

Entre estos ejercicios físicos cabe destacar los Kegel. Los ejercicios Kegel son ejercicios fáciles que se  pueden realizar para ayudar a fortalecer los músculos del piso pélvico. Estos músculos ayudan a controlar el flujo de la sangre en la zona  y son uno de los tratamientos más efectivos a la hora de tratar la incontinencia sin tratamiento medico previo.

La próstata es una pequeña glándula situada debajo de la vejiga que rodea la uretra. La uretra transporta la orina hacia el pene. Hay una gran cantidad de músculos que rodean  la próstata y estos se pueden debilitar con los años y llegar a provocar problemas a la hora de un desarrollo óptimo en el acto sexual, y por descontado tener problemas de pérdidas de orina.  Desarrollar fuerza en los músculos del suelo pélvico puede ayudar a controlar el flujo de orina.

Antes de nada, es necesario localizar los músculos correctos a ejercitar. Hay varias maneras de localizarlos, pero destacaremos este modo: El mas efectivo suele ser el de intentar detener e iniciar el flujo de orina. Si se tiene problemas para hacerlo, basta con imaginar que alguien entra en el baño y se debe interrumpir la micción. Bien, los músculos que se utilizan al detener el flujo de orina, solos músculos del piso pélvico. 

Una vez localizados los músculos, el siguiente paso es el de dominar el movimiento. Por ejemplo, apretar los músculos durante 3 segundos, y luego relajar durante otros 3. Este es el ejercicio básico y se puede elevar a 4 niveles.

 

  • Básico: Que se realiza cuando se está tumbado
  • Normal : Realizándose una vez se esté sentado
  • Avanzado: Cuando se hace de pie
  • Maestro: Siendo este el nivel máximo, se practicará mientras se camine.

 

Es esencial mantener una concentración máxima, y no ejercitar los músculos incorrectos. Estos ejercicios se deberán hacer preferiblemente después de orinar,  para eliminar las últimas gotas de orina, también justo antes de estornudar, reír, toser o levantar objetos pesados.

También es muy importante a la hora de realizar los ejercicios Kegel:

 

  • No apretar los músculos del estómago o glúteos
  • No empujar hacia abajo 
  • Relajar los músculos del suelo pélvico ante cada apretón
  • No contener la respiración

 

Puede ser que al principio, no puedas repetir la serie de ejercicios durante 10 o 20 veces, y no es algo de lo que debas preocuparte, ya que es síntoma de que lo estás haciendo bien ya que es recomendable hacer pocos ejercicios y bien que muchos y mal.

 

El objetivo o meta final es el de realizar 20 ejercicios Kegel durante 3 o 4 veces al día.

Como hemos mencionado arriba, lo bueno de estos ejercicios es que no es necesario que te tomes un descanso para realizarlos o irte al gimnasio, sino que los puedes hacer en cualquier momento del día y lo mejor de todo, sin que nadie se dé cuenta. 

La media para empezar a ver resultados suele ser de unas 6 semanas , ya que no hay que olvidar que es como cualquier otro músculo del cuerpo y se necesita un entrenamiento y dedicación constante.

Los pacientes que han realizado durante un periodo largo de su vida estos ejercicios tienen un control total sobre la posible incontinencia y dentro de unos 9 a 12 meses se podrán empezar a ver resultados claros de dicho control.

Tampoco hay que desanimarse si no se ven estos resultados en ese periodo o si se sufre de alguna pérdida de orina, ya que cada cuerpo funciona a su propio ritmo, pero de lo que es seguro es que con la constancia, se llega a la maestría.

Desde Boston Medical, te animamos a que practiques estos ejercicios Kegel y en caso de que tengas alguna duda o cuestión , no dudes en consultarnos en cualquiera de nuestros centros. Nuestros profesionales te ayudarán de una manera totalmente personalizada enfocándose en tus necesidades.

No importa cuál sea tu dolencia, contamos con los últimos tratamientos y tecnología, con los mejores profesionales, por lo que no encontrarás mejores manos en las que poner tu salud.