los problemas de erección

Los problemas de erección afectan a cualquier edad. ¿Hay formas de prevenirlos?

Los problemas de erección tienen una mayor incidencia a partir de los 50 años en los hombres. Por el contrario, pensar que estás exento de sufrir algún tipo de disfunción por tu edad es una idea errónea.

En la erección intervienen una impresionante cantidad de partes de tu cuerpo. Todas estas han de actuar al unísono de manera sincronizada, armoniosa y automática. 

El estilo de vida que actualmente llevamos nos empuja a tomar hábitos poco saludables. Esto hace que diferentes sistemas de nuestro cuerpo se vean afectados por la repercusión de esas acciones. 

Las disfunciones sexuales, la pérdida de apetito sexual masculino y problemas para mantener la erección se han visto potencialmente incrementados en personas jóvenes. 

Pero no todo son malas noticias, ya que hemos preparado un completo artículo en el que te explicamos detalladamente los pasos que has de seguir para evitar esos indeseados contratiempos

 

Problemas de Erección – Atajos para la Mejora 

 

Si sospechas que puedes sufrir un problema de erección sería muy positivo acudir a una clínica de salud sexual. Está comprobado que un rápido diagnóstico en el caso de sufrir una patología acelera la recuperación. 

Boston Medical Group dispone de un test de problemas de erección 100% online. Es rápido, fiable y sencillo. 

¡Descubre qué te ocurre en tan sólo dos minutos desde tu ordenador!

 

Problemas de Erección – Esquívalos mediante la Alimentación

 

Mantén una dieta equilibrada y saludable. Una alimentación que perjudique nuestro sistema cardiovascular tarde o temprano acabará afectando a nuestra capacidad de tener una erección de calidad. 

Si lo que comemos puede llegar a restringir el flujo sanguíneo hacia el corazón puede pasar lo mismo con el pene. Un correcto flujo es indispensable para que el pene se mantenga erecto y se consolide manteniendo una relación sexual. 

Evita los alimentos procesados como las harinas refinadas, comidas precocinadas y azúcares. Aléjate de las grasas, calorías vacías y alcohol. 

Introduce en tu dieta alimentos reales: Cereales integrales, carnes magras de ave, lácteos con poca materia grasa, frutas y verduras ricas en fibras y semillas. La clave reside en variar todos estos elementos

Dentro de los problemas que acarrea el sobrepeso se encuentra la diabetes. 

Ésta causa daños en distintas partes del cuerpo. La diabetes puede dañar los nervios del pene y el tejido eréctil

¿Sabías que algunos alimentos afrodisíacos pueden ayudarte en tu desempeño sexual? Échale un vistazo a este artículo

 

Problemas de Erección – Evitando la Ansiedad 

 

Los problemas de disfunción eréctil psicológica son en muchas ocasiones causados por estados de estrés y ansiedad. 

Estamos en la época de lo inmediato, del éxito o del fracaso, del todo o nada. La polarización, los estereotipos físicos, las altas expectativas puestas sobre nuestro futuro laboral y sobre las relaciones interpersonales pueden pasar factura

Llegados a este punto debemos dar un paso atrás. Analizar todo con otra perspectiva muy diferente. Aprender a relajarnos más a menudo, respirar más profundamente y mejorar nuestra comunicación con las personas que nos rodean.

Cada mañana nada más despertarte dedica 5 minutos después de la ducha a respirar profundamente por la nariz. Hazlo sólo, sin ruidos, nada de televisión, radio, música o factores que te distraigan. 

Mirar las cosas de otra forma también comienza asimilando lo que nos dicen de manera menos personal. Se trata de no llevarnos por esos impulsos negativos

Por otra parte, comunicarte con las personas que te rodean, en especial con tu pareja, reducirá tus niveles de estrés enormemente. 

 

Drogas, Alcohol, Tabaco y Anabolizantes

los problemas de erección

En algunas ocasiones los problemas de erección están suscitados por el consumo de sustancias cómo las drogas. 

El alcohol en primera instancia no parece ser muy agresivo para nuestras erecciones, no obstante, en un largo plazo causa daño hepático, daño en los nervios y distintas afecciones. Entre éstas, la interferencia con las hormonas sexuales masculinas. Lo que puede acabar con una disfunción eréctil. 

Fumar es otro de los grandes responsables de muchos problemas de erección. Este hábito tiene sin duda resultados negativos en nuestros vasos sanguíneos. Además la nicotina suele dificultar el flujo sanguíneo hacia el miembro. 

Los anabolizantes son un medicamento utilizado de manera ilegal por algunos atletas y fisicoculturistas. Cuándo estos se consumen por motivos ajenos a lo estrictamente médico, se desarrollan consecuencias negativas en nuestro cuerpo. Entre esas consecuencias se encuentra la atrofia testicular y la baja producción de testosterona, lo que se traduce en incapacidad de mantener una erección de calidad. 

De la misma forma el resto de drogas afectan a muchos organismos involucrados en el proceso de erección tanto a nivel fisiológico como hormonal. Por este motivo parar de consumirlas sería una gran idea. 

Entendemos la dificultad que supone superar una adicción. Ciertamente, si te apoyas en las personas que tienes a tu alrededor te será mucho más sencillo. Ya sean familiares, amigos, parejas o grupos de apoyo. Lo importante es la sociabilización y los pequeños progresos. 

Estamos seguros de que puedes conseguirlo. 

 

Conclusiones

 

Evitar una disfunción eréctil no siempre depende de nosotros, aun así, en nuestra mano tenemos infinidad de recursos que podemos utilizar. La mejora siempre es posible. 

Todavía cabe señalar la eficacia de acudir a una clínica de salud sexual para optimizar todos tus esfuerzos. Una vez allí un auténtico especialista podrá guiarte aconsejandote desde la experiencia. 

¿Necesitas un poco de ayuda? Entra en nuestra página y contáctanos.