Síntomas de la disminución del apetito sexual

Síntomas de la disminución del apetito sexual

La disminución del apetito sexual es un problema que afecta la relación de pareja además de daño psicológico al que lo padece. Existen síntomas o alarmas que avisan la presencia de esta alteración, mientras más pronto se detecten mejores resultados tendrá un tratamiento.

La falta de interés o deseo por mantener una relación sexual viene ligada a factores psicológicos, físicos y emocionales que en determinados momentos afloran para expresar que algo está pasando en el cuerpo o mente y afecta la esfera sexual de la persona que la padece.

Los  hombres en algún  momento de su vida han presentado alguna sintomatología que les ha dejado ver la disminución del deseo sexual; la importancia de esta situación es reconocerla y tratarla con especialistas conocedores de la materia dispuestos a brindar sus conocimientos y técnicas en beneficio de la solución del problema.

Asimismo, es importante reconocer que ambos miembros de la pareja padecen de esta alteración, debido a esto, la solución debe hacerse  en pareja de la mano de profesionales con la terapia personalizada adecuada a los síntomas que presente el paciente.

¿En qué consiste la disminución del apetito sexual?

Es la falta o ausencia del deseo sexual de forma prolongada, esto puede llegar a provocar  problemas de pareja y con su vida en general.

El apetito sexual puede verse disminuido por múltiples factores entre los que destacan:

  • Condiciones físicas de la persona.
  • Situación anímica del paciente
  • Emociones por las que está atravesando en ese momento.

Para algunas personas existen otros factores que pueden disminuir el apetito sexual, pueden ser los problemas laborales, la situación social en la que se encuentre e incluso la época del año puede influir en esta situación.

Causas de la disminución del apetito sexual

La disminución del apetito sexual puede aparecer  en la medida que el hombre avanza en edad por disminución de los niveles de testosterona o por presencia de enfermedades, ingestas de medicamentos de forma prolongada, problemas psicológicos o por la pérdida del interés sexual de su pareja.

Entre las causas de la pérdida o disminución del apetito sexual se encuentran las causas orgánicas y psicológicas.

Causas orgánicas:

  • Edad avanzada: A medida que este fenómeno sucede, disminuye considerablemente la producción de testosterona.  
  • Enfermedades endocrinológicas como hipertiroidismo, hipotiroidismo  entre otras.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Enfermedad coronaria.
  • Trastornos alimenticios.

Asimismo, dentro de las causas psicológicas es posible encontrar:

  • Ansiedad
  • Depresión.
  • Problemas de pareja.
  • Bajo estado de ánimo.
  • Tratamiento antidepresivo.
  • Insomnio.
  • Cansancio físico.
  • Estrés.

Síntomas de la disminución del apetito sexual

Está claro que la falta o disminución del apetito sexual se debe a múltiples  causas y que solo se ponen en evidencia luego de la aparición de los síntomas.

En este sentido, es importante tener en cuenta que la aparición de los síntomas es una alerta de lo que está sucediendo en el interior del organismo bien sea a nivel emocional,  orgánico o físico, lo cual debe tratarse a tiempo para evitar que se convierta en un problema de salud difícil de manejar.

La disminución del deseo sexual puede dar origen a estados específicos como:

Se evita estar a solas con la pareja o mantener un contacto íntimo con ella e incluso tomar la iniciativa durante la relación.

Se pierde el interés por la masturbación.

Dificultad para la concentración.

Es mucho más difícil lograr  concentrarse durante el acto sexual.

Se pierde la capacidad de disfrutar el momento de la relación, puede convertirse en una molestia incluso llegar a ser desagradable y se evita constantemente.

Cansancio  generalizado.

Problemas para alcanzar  la erección, se pierde la capacidad de mantener la rigidez y cada día son menos frecuentes.

Pérdida de la autoestima en la gran mayoría de los casos.

Cuando el sexo se convierte en una obligación que debes cumplir con tu pareja es el momento de buscar el porqué de esta situación además de reconocer que hay pérdida del apetito sexual lo cual puede ser el inicio de un distanciamiento que podría  convertirse en una separación permanente de la pareja si no se trata a tiempo.

Esta situación afecta directamente a las emociones, ya que genera sentimientos de culpa. Lo mismo sucede con el estado físico, que en algunos casos termina siendo el detonante de algún proceso orgánico.

La erección se presenta con menos frecuencia en las mañanas  o durante el sueño.

Todos estos síntomas y signos son alarmas que se encienden y hacen que se le preste más atención a la vida sexual de la pareja.

Una vez reconocido el problema, se debe acudir a profesionales conocedores de la materia: un equipo multidisciplinario como urólogos, andrólogos, sexólogos o terapistas de pareja, que atenderán a los pacientes de forma individual debido a que el tratamiento se realiza de forma personalizada.

No existe un tratamiento único para esta afección  el tratamiento es individual de acuerdo a las causas y los síntomas que presente el paciente, solo así se logrará obtener mayores beneficios en la implementación de la terapéutica a seguir. Los mejores resultados se obtienen del trabajo en equipo y en especial de la pareja. También se debe involucrar en la terapéutica para alcanzar el mayor beneficio de la misma.

No se debe implementar la automedicación, mucho menos utilizar productos que no se encuentren avalados por expertos reconocidos en la materia donde su utilidad esté debidamente comprobada. Son muchos los productos utilizados de forma engañosa que no cumplen con los mínimos requerimientos que exige la industria farmacéutica para avalarlos como aptos para su consumo.

La prescripción de cualquier fármaco utilizado en la terapéutica de la disminución del apetito sexual debe ser realizada por profesionales expertos en el área de la salud certificados y de reconocida experiencia pues generará mayor confianza para seguir sus lineamientos y obtener los objetivos deseados durante el tratamiento.

No dudes en acudir a tu especialista en el menor tiempo posible, de esto depende el éxito a corto plazo del tratamiento.