Tratamientos para la impotencia sexual

Millones de hombres sufren impotencia sexual en el mundo. Los avances que han tenido lugar en esta materia han servido para que hoy existan muchos remedios y tratamientos para la impotencia sexual. A continuación de algunas de las razones que están detrás de este problema y qué hacer para solucionarlo.

Tratamientos para la impotencia con medicamentos

Los tratamientos para la impotencia más utilizados son aquellos que conllevan el uso de algún tipo de medicamento. Son muy efectivos, pero siempre tienen que estar prescritos por un médico. No hacerlo así puede tener un efecto totalmente contraproducente y empeorar el problema.

  • Pastillas. Las pastillas son el formato más común a la hora de tratar la impotencia. Hay diferentes tipos, así que tan solo un médico puede recetarlas. Hay que ser muy estricto a la hora de respetar las dosis. Las hay listas para un efecto inmediato y pasajero, mientras que otras se toman con más frecuencia para un efecto más duradero.
  • Crema. Otro de los tratamientos para la impotencia que se emplean con frecuencia es la crema. Se aplica sobre el pene y a los pocos minutos se produce una erección. Su duración es limitada así que ha de utilizarse tan entre 5 y 30 minutos antes de mantener relaciones.
  • Inyecciones. Unas pequeñas inyecciones se administran directamente en el pene. Los resultados se comienzan a notar en muy poco tiempo, por lo que son una solución a la impotencia de efecto rápido.

Tratamientos para la impotencia con hormonas

A veces la impotencia tiene que ver con alguna alteración hormonal. Por ejemplo, en algunos tratamientos de depresión con antidepresivos se produce un descenso importante de la testosterona. Algunos deciden abandonar el tratamiento, pero esto es un error. Se puede encontrar una alternativa compatible para tratar el problema emocional y reponer los niveles hormonales que activan el deseo sexual.

 

Tratamientos para la impotencia con dispositivos artificiales

Se han diseñado muchos dispositivos como tratamiento para la impotencia. Algunos se utilizan para provocar la erección y después se retiran. Otros directamente se implantan en el pene y se activan a la hora de mantener relaciones sexuales.

 

  • Sistemas de vacío. El pene se introduce en una cavidad y se le extrae el aire. Este vacío obliga a las cavidades venosas se llenen de sangre y se crea la deseada erección.
  • Implantes. Por medio de una prótesis se logra la erección en el momento que se desea. Utilizando un sistema que funciona con una bomba manual se introduce aire en la prótesis y se eleva el pene. Es una solución más drástica que otras, se utiliza en los casos en los que ningún otro tratamiento funciona.

Tratamientos para la impotencia con psicología

 

Muchas veces el problema de la impotencia es una cuestión mental. El estrés y la ansiedad desencadenan la impotencia. Es importante acudir a un especialista que te ayude a gestionar estos sintomas.

La tristeza también puede influir negativamente. La depresión o un desengaño amoroso son algunas de las causas que provocan la disfunción.

La baja autoestima también es determinante a la hora de mantener relaciones sexuales sin problemas. Estar muy preocupado o pensar en algún tipo de complejo, impedirán disfrutar del momento. Coméntalo con tu pareja, que sepa lo que sientes y deja que te ayude. Seguro que para ella el asunto que te hace sentir tan mal no es grave. Es lo más adecuado para ayudar a vencer la impotencia sexual.

 

Tratamientos para la impotencia por medio de la relajación

Para disminuir la tensión que interfiere en la potencia sexual, es necesario el control de la mente y un estado de relajación. Por medio de diferentes terapias es posible relajarse.

En muchos casos esto es suficiente para que se solucione el problema de la impotencia.

Además de disfrutar de los beneficios en el momento en el que se está bajo tratamiento, también se puede hacer a largo plazo. En estas sesiones te enseñan cómo hacer para relajarse en cualquier situación.

 

Tratamientos para la impotencia por medio de ondas de choque

Un tratamiento novedoso pero que está dando buenos resultados es la aplicación de ondas de choque. Por medio de una máquina se hace un tratamiento con ondas a baja frecuencia. El resultado es que se estimula el riego sanguíneo. Una mejora en la circulación sanguínea ayuda a que se produzca la erección y que ésta dure más.

 

Consejos para evitar la impotencia sexual

La mejor solución para la impotencia es tener hábitos de vida saludables, de este modo se evitará un deterioro físico, que dé como resultado la impotencia.

  • La alimentación. El exceso de grasas tiene una relación directa con la disfunción. Por este motivo hay que evitar las comidas ricas en grasas saturadas, como la bollería industrial, los fritos y así por el estilo. También es necesario que se consuman suficientes frutas y verduras. Estas aportarán los nutrientes necesarios para que se produzcan las conexiones entre el cerebro y el pene, y para que se produzca una correcta y duradera erección.
  • El tabaco y el alcohol. El uso del tabaco y el abuso del alcohol tienen un efecto directo sobre la potencia sexual. Hay que evitarlos por completo o por lo menos hasta un grado razonable para mantener el vigor por mucho más tiempo.
  • El descanso. El descanso es sumamente importante para mantener la actividad sexual. El cansancio disminuye la líbido, por lo que hay que dormir suficientes horas al día e intentar llevar una vida lo más tranquila posible. Esto no quiere decir que no haya que tener ninguna actividad, sino que esta no debe ser tan agotadora como para que disminuya o elimine el deseo.
  • La actividad física. El deporte ayuda a mejorar los niveles de testosterona, influyen directamente en la potencia sexual. El deporte en su justa medida es un gran aliado para evitar la impotencia.
  • El estrés. Para evitar que el estrés sea una causa de impotencia hay que ser equilibrados. Tener responsabilidades y cumplir con ellas es inevitable y necesario, pero si son demasiadas o muy pesadas, el cerebro priorizará y empleará las fuerzas en estas tareas, descuidando el apetito sexual.

 

Ahora ya conoces los principales tratamientos para la impotencia sexual.