Tratamientos para recuperar el apetito sexual

Las relaciones íntimas son muy importantes en la vida de los adultos. La mayoría de las personas las relacionan con algo positivo y placentero. Pero no podemos olvidar que otras se enfrentan a diferentes problemas para conseguir disfrutar de ellas. Uno de estos problemas es la falta de deseo.

Son muchos los hombres que sufren este problema. A continuación, te mostramos una serie de tratamientos para recuperar el apetito sexual.

¿De qué depende el deseo sexual?

El apetito sexual no solo depende de la testosterona, como se piensa habitualmente muchos hombres, sino también de otras hormonas, de la mente y de ciertos aspectos físicos. Así que no se puede encontrar una solo causa, ni tampoco ofrecer una única solución.

Lo primero que hay que tener claro es que la testosterona no es la única responsable de la libido en los hombres. De hecho, el deseo se despierta a partir de una interacción física, hormonal y psicológica más complicada. Es por ello que es posible mencionar muchas causas para la falta de deseo sexual. De la misma forma, existen varias opciones para recuperar el deseo sexual, que incluyen algunos métodos naturales, determinados tratamientos terapéuticos o ciertos medicamentos

 

Mejorar el estilo de vida para mejorar el apetito sexual

El estilo de vida tiene mucho que ver con el apetito sexual. Hay ciertas prácticas que son indispensables. No quiere decir que estén directamente relacionadas con la sexualidad, sino que te permiten tener una buena salud y por ende mejorará tu falta de apetito:

  • Ejercicio físico. No es necesario convertirte en un deportista profesional, pero sí hacer algo de ejercicio físico moderado. Por ejemplo, salir a correr, nadar o ir al gimnasio. De esta manera mejorará la circulación sanguínea de los órganos sexuales. Debes tener en cuenta que el ejercicio hace que aumente la producción de endorfinas, que ayudan a mejorar el estado de ánimo.
  • Obesidad. El sobrepeso puede influir en el deseo sexual de diferente formas. Por ejemplo, los hombres que sufren de obesidad producen hasta un 50% menos de testosterona. Pero además, este problema puede afectar al autoestima y hacer que disminuya el apetito sexual.
  • Alcohol. El alcohol en exceso es muy perjudicial para la excitación sexual. Aunque muchos piensen que sucede lo contrario, lo cierto es que beber demasiado puede ocasionar que no consigas una erección.
  • Descanso. Hay estudios que muestran que cuando un hombre está una semana durmiendo solo 5 horas durante la noche ve como sus niveles de testosterona disminuyen entre un 10 y un 15%. No olvides que dormir lo suficiente incrementa la libido.

 

Alimentos que mejoran el deseo sexual

Hay que empezar por decir que no existe una evidencia científica clara, pero lo cierto es que son muchos los que hablan de los beneficios de ciertos alimentos.

Por ejemplo, el aguacate que gracias a la vitamina E, puede mejorar la producción de hormonas sexuales. El chocolate es capaz de liberar feniletilamina y serotonina, que contribuyen a tener un estado de ánimo mejor, lo que en muchos casos conlleva más deseo sexual. Los plátanos conlleva a aumentar la energía, es rico en potasio, fibra y vitaminas antioxidantes.

 

Ayuda psicológica para mejorar el apetito sexual

Como decíamos al principio, uno de los orígenes de la disminución del apetito sexual puede ser psicológico, incluso si no es la causa principal, o puede influir en el problema.

Dentro de las causas más frecuentes estarían la depresión, la ansiedad y el estrés. Por supuesto, es posible luchar contra este origen, en muchos casos contando con la ayuda de un profesional. Estos puntos pueden serte útiles:

  • Busca tratamiento para la depresión. Cuando alguien está deprimido debe buscar un tratamiento cuanto antes, no solo para recuperar el deseo sexual, sino su vida entera. Solo un profesional puede ayudar, que dependiendo del caso será en forma de terapia y en otros deberá combinarse con medicación.
  • Lucha contra la ansiedad. Aprender técnicas para luchar contra la ansiedad, para conseguir relajarte.
  • Controlar el estrés. Cuando hay estrés se produce de forma excesiva una hormona llamada cortisol, que hace que el resto de las hormonas se desequilibren, por supuesto también las sexuales. Además, se produce más aromatasa y 5-alfa-reductasa, que son dos enzimas que descomponen la testosterona. Así que, si quieres volver a recuperar el apetito sexual hay que evitar el estrés y hacer actividades relajantes.
  • Terapia de pareja o sexual. Otra gran ayuda para muchas personas es realizar una terapia de pareja o sexual. Si lo haces, un profesional especializado brindará la ayuda que necesitas. Es cierto que cualquier psicólogo o psiquiatra pude darte su ayuda, pero es innegable que si visitas a un especialista las posibilidades de éxito aumentan y mucho.

 

Tratamientos médicos para la falta de apetito sexual

Si visitas a un especialista puede darte alguno de los tratamientos farmacológicos que existen para la falta de apetito sexual. Por ejemplo, , si en la analitica la testosterona es alta o baja, el doctor la puede regular con los medicamentos.

No esperes más y empieza ya a tratar la falta de apetito sexual.