Problemas de Hipertensión (HTA) y Disfunción Eréctil (D.E)

Diabetes y los problemas de erección Boston Medical Group España

La presión arterial alta puede no presentar signos o síntomas. Sin embargo, el impacto sobre la vida sexual puede ser obvio. A pesar de que la actividad sexual es poco probable que suponga una amenaza inmediata para su salud, la hipertensión puede afectar su nivel de satisfacción sexual.

Tras un tiempo, la hipertensión causa daños en los vasos sanguíneos y esto provoca un endurecimiento y estrechamiento de las arterias. De esta manera, el flujo sanguíneo se ve limitado y esto conlleva a  que menos sangre pueda fluir hacia el pene. Es por esto por lo que, a algunos hombres, la disminución de flujo sanguíneo les causa problemas de erección.

La presión arterial alta también puede interferir con la eyaculación y reducir el deseo sexual. A veces, los medicamentos utilizados para tratar la presión arterial alta tienen efectos parecidos.

Medicamentos para la tensión arterial alta que pueden provocar disfunción eréctil:

Algunos de los medicamentos para esta patología pueden causar disfunción sexual, ya que suele ser un efecto secundario habitual.

Diuréticos: pueden disminuir el flujo sanguíneo hacia el pene. También pueden reducir los niveles de zinc, que es necesario para la producción de la testosterona, la hormona sexual masculina.

Los beta bloqueadores: estos medicamentos (especialmente, los más antiguos, como el propanolol), normalmente, se asocian a la disfunción sexual.

Para reducir el riesgo de los efectos secundarios de estos medicamentos, se deben tomar exactamente según lo prescrito. Si aun así se siguen notando efectos secundarios, hay que hablar con el médico acerca de otros medicamentos que tengan menos efectos secundarios. Algunos medicamentos para la hipertensión no causan tantos efectos secundarios sexuales, tales como los inhibidores de la enzima (ECA), bloqueadores de los canales de calcio o bloqueadores de los receptores de la angiotensina.

Para ayudar al médico a seleccionar el medicamento más apropiado para ti, es necesario comunicarle todos los suplementos herbales y medicamentos de venta libre que se están tomando, ya que, a veces, una combinación de estos contribuye a los problemas sexuales.

Si el médico dice que uno está bien, es posible dejar de tomar medicamentos para la presión sanguínea temporalmente y comprobar si mejora la vida sexual. Para asegurarse de que la presión arterial se mantiene dentro de un rango seguro, vale la pena conocer la presión arterial propia frecuentemente, mientras no se está tomando medicación.

Tener la presión arterial alta no quiere decir que se deba sufrir una pérdida de satisfacción sexual inevitable. Además de hablar con un médico y decidir qué medicamentos se deben tomar, hay ciertas pautas a seguir en casa, para poder regular la tensión y mejorar la vida sexual, como, por ejemplo: no fumar, alimentarse bien, evitar el alcohol, reducir la sal en las comidas, perder el peso sobrante y practicar ejercicio.

 

¡Recupera hoy tu vida sexual!


Problemas de Hipertensión (HTA) y Disfunción Eréctil (D.E) 1Pide cita llamando gratis al 900 866 465.

Problemas de Hipertensión (HTA) y Disfunción Eréctil (D.E) 2Con total discreción recibirás consulta en tu clínica más cercana.

Problemas de Hipertensión (HTA) y Disfunción Eréctil (D.E) 3Evaluaremos tu caso, te daremos tu diagnóstico y te recomendaremos un tratamiento a medida.