¿Cómo ejercitar cuerpo y vida sexual?

Pide cita ahora

Que el deporte sea bueno para mantenerse en forma y llevar una vida saludable es sabido desde tiempos inmemoriales. Pero su utilidad va más allá, incluso al terreno sexual. Así, son muchos los músculos que trabajan cuando se mantienen relaciones íntimas, por lo que ejercitando estos, también aumentan los encuentros y activan la vida sexual. Es más, si no se fortalecen determinadas partes del cuerpo, lo más probable es que el rendimiento en la cama disminuya. Lo cierto es que el mejor entrenamiento para ello es precisamente practicar sexo sin tapujos, aunque si a esto se le suman determinados ejercicios físicos, se incrementará la fuerza, la resistencia y la flexibilidad. Desde Boston Medical Group hemos elaborado una lista con algunos de ellos para disfrutar más de las experiencias sexuales:

  • Flexiones. Es el ejercicio por excelencia. Principalmente se trabaja pecho y tríceps, pero involucra a otras zonas, por lo que se tonifica todo el cuerpo. Por tanto, quien las realiza mejora la fuerza en general y ello influye en un mayor rendimiento durante el sexo.
  • Abdominales y planchas. Los músculos del área abdominal intervienen en gran medida en la actividad sexual. Por ello, realizar abdominales o planchas dará estabilidad a la hora de poner en práctica determinadas posturas, debido a la fuerza que se ejerce durante la penetración.
  • Sentadillas. El tronco inferior juega un papel muy importante en las relaciones íntimas, pues casi todos los movimientos se hacen con esta parte del cuerpo. Con este ejercicio se fortalecen muslos, glúteos y pelvis, lo que permitirá mantenerse mejor en cualquier postura sexual vertical, un mayor empuje de cadera y más resistencia y fuerza en el momento de la penetración.

A man and a woman doing push-ups

  • Puentes. Las caderas son otro punto a entrenar. También llamadas elevaciones de cadera o puente invertido, con ello se fortalecen zonas importantes como la pelvis, la espalda baja, los glúteos o la parte posterior de los muslos. Gracias a estos, se intensificarán las contracciones orgásmicas y se obtendrá una mayor flexibilidad en la espalda y, por tanto, mejorará la penetración. Para realizarlas, basta con colocarse tumbados boca arriba, con las rodillas flexionadas y la espalda apoyada en el suelo, y elevar la pelvis hacia el techo.
  • Inclinaciones del torso. Los músculos que se trabajan aquí son los laterales y centro del abdomen. Da mucha más resistencia y flexibilidad en el momento de penetrar, así como permite aguantar durante más tiempo.
  • Extensión de los tríceps. Al realizar este ejercicio, se están reforzando los brazos, por lo que se soportará mejor el peso de la pareja o sobre la cama durante el acto sexual.
  • Otras actividades, como el yoga o caminar. Es importante andar, al menos, 30 minutos al día, ya que favorece la circulación sanguínea, tan importante para que se produzca una correcta erección. Por otro lado, disciplinas como el yoga favorecen las relaciones íntimas, la satisfacción e, incluso, existen estudios que indican que esta técnica previene la eyaculación precoz. El que sea tan eficaz podría deberse al control que se hace de la respiración, el equilibrio y el control del cuerpo cuando se practica, además de aumentar el flujo sanguíneo y reducir el estrés.

Ejercicios de Kegel. Aunque es más conocida su práctica entre las mujeres, lo cierto es que los hombres también pueden hacerlos, y los beneficios son tanto para ellas como para ellos. Tonificando el suelo pélvico, se consigue aumentar el placer en las relaciones sexuales, puesto que aumenta la lubricación vaginal y las sensaciones orgásmicas de ambos miembros de la pareja. Incluso es recomendable para tratar problemas como la eyaculación precoz.

Lo importante es tener una constancia para poder obtener resultados. Por ello, al menos se realizarán unas tres series de entre 10 y 20 repeticiones, dependiendo del ejercicio. Así, si se hacen con regularidad, nos sentiremos mejor con nosotros mismos y podremos satisfacer a la pareja en el ámbito sexual.